De todos los pasatiempos más antiguos del mundo, las apuestas son quizás uno de los más antiguos. Desde la antigua Roma hasta la moderna Las Vegas, las apuestas han llegado en casi todas las formas y tamaños. En pocas palabras, las apuestas son cuando una persona deposita una suma de dinero en ganar o perder algo, como un juego de casino, carreras o un evento deportivo de alguna descripción. Hay varias razones por las que las apuestas siempre han sido una actividad tan popular; la emoción de ganar o el suspenso de posiblemente perder, el dinero con el que uno puede marcharse, o incluso simplemente como una forma de entretenerse.

Internet ha brindado a los apostadores de todo el mundo más acceso a eventos de juegos de azar que nunca. Incluso aquellos de países que tienen limitaciones en el juego, como Nueva Zelanda, ahora tienen la oportunidad de apostar en casi cualquier evento que deseen.

Cuotas de apuestas

Al involucrarse en apuestas de cualquier tipo, un apostador aprenderá rápidamente sobre las probabilidades y cómo pueden cambiar la naturaleza de cualquier apuesta determinada. Las probabilidades son, en pocas palabras, las posibilidades que se calculan en términos de cuánto dinero tiene un apostador la posibilidad de ganar o perder al realizar una apuesta. Esta es la descripción más simple de las probabilidades, donde en realidad la naturaleza de las probabilidades puede cambiar drásticamente según el evento en el que se apuesta, así como las reglas del casino o casa de apuestas a través de la cual se realiza la apuesta.

Las probabilidades también son diferentes según la región en la que se realiza la apuesta. Por ejemplo, en Europa, las probabilidades se muestran con la cantidad total de ganancias, así como con la suma original que se apostó. En Gran Bretaña, por otro lado, las probabilidades simplemente muestran la cantidad que el apostante puede esperar recibir en devoluciones si la apuesta es exitosa.

Por último, las probabilidades en los Estados Unidos a menudo se muestran simplemente en 100, donde el apostador puede ganar una cierta cantidad de la apuesta, o cuánto se valora la apuesta en términos de unidades. Los sitios de apuestas en línea para computadoras de escritorio o dispositivos móviles generalmente se apegarán a las reglas generales de probabilidades regionales para sus políticas de apuestas, y depende del apostador decidir qué sitio y qué región les conviene más.

Diferentes tipos de apuestas

Las apuestas vienen en muchas variedades y casi siempre se deciden por el tipo de evento o juego con el que está asociada la apuesta. Las apuestas deportivas son un buen ejemplo de esto, donde los apostantes pueden esperar apuestas como Moneyline, Score, Spread, Future, Parlay y muchas, muchas más. Aprender el tipo de apuesta asociada con un deporte es clave para tener una carrera de apuestas más exitosa, y se anima a todos los apostadores nuevos a que dediquen tiempo a investigar cómo funciona cada apuesta, qué posibilidades tienen de ganar y cómo apostar de forma segura.

Apostar en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es bien conocida por tener el monopolio de todos los tipos de juegos de azar, lo que puede dificultar las cosas para los apostadores que buscan algo más de lo que ha aprobado el gobierno nacional. Afortunadamente, las apuestas en línea son una posibilidad y la mejor manera para que los apostadores de Nueva Zelanda comiencen a apostar en sus deportes favoritos.